Luego de 3 años de mantener un boicot en contra de Spotify, Taylor Swift lanza nuevamente toda su discografía  sin ninguna condición.

Taylor Swift había dejado las plataformas de streaming con el objetivo de proteger su música y hacer válidos los derechos de los actores en la industria musical, pues al parecer a Tay –entre otros artistas– no le gustaba que durante los 3 meses de prueba del servicio no se les pagara por su música.

“Music is art, and art is important and rare. Important, rare things are valuable. Valuable things should be paid for”

”La música es arte, y el arte es importante y raro. Las cosas importantes y raras son valiosas. Las cosas valiosas deberían ser pagadas” fue lo que dijo Taylor en 2014 al retirar su música de los servicios de reproducción en línea.

El manager de Swift anunció el regreso de su música al streaming en el marco de sus 10 millones de copias vendidas mundialmente del álbum 1989 y 100 millones de singles. Vaya que la cantante ha aprovechado al máximo estar alejada de las plataformas de reproducción online, pues es la solista con mejores ganancias.

Lo curioso (?)

Taylor Swift hizo nuevamente pública su música el 9 de junio, mismo día en que su contrincante musical, Katy Perry, lanzó su nuevo álbum: Witness.

Perry confirmó su enemistad con Swift en el Carpool Karaoke con James Corden y dijo que ella había comenzado, por consecuente, ella debía terminarlo.

“Yo hago lo correcto cada vez que hay un enredo. Se cerró por completo y luego ella escribe una canción sobre mí y yo digo, Ok, cool, cool, cool, ¿eso es lo que quieres hacer? ¡Karma!”

La intérprete de ‘Chained To The Rhythm’ y ‘Swish Swish’ dedicó 4 años a su nuevo álbum, mientras que Swift da un golpe bajo relanzando su veja música y rebajando los precios de sus álbumes en iTunes.

¿Hasta cuándo irá a terminar su batalla? #petty

Sobre El Autor

Brenda Herrera (Shampi)

Siempre inventando nuevas historias. Algunas compartidas, otras no. Filántropa, cinéfila, melómana, cantante, amante de los perros.