Esta semana llega a la salas de los cines, un documental producido por Disney Nature, que busca no sólo que quien lo vea, reflexione acerca de la naturaleza si no, de un tema más humano (o menos de lo que creíamos) que es el valorar y aprender a cuidar de nuestra familia. Ese documental se llama “Nacidos en China”.

¿Y de qué va? Nacidos en China navega alrededor de una hora y media, por los rincones más privados, más solitarios y fantásticos que tiene China. Y todo esto lo hace contándonos 4 historias diferentes que suceden al rededor, de una familia de monos, otra de pandas, una de antílopes y de leopardos. Todo esto a lo largo de las cuatro estaciones del año. Cada una de estas historias, tienen su sello particular y nos cautivan de manera singular. Historias que reflejan su día a día, sus bondades, su diversión y las difícultades que estos animales tienen para adaptarse a su entorno, para sobrevivir, buscar comida, ser aceptado por su familia, y de por qué no, disfrutar de su vida plenamente.

Resultado de imagen para born in china disney

Un documental fabuloso, que sí, va dirigido para niños pero que los adultos como yo, fácilmente lo podremos disfrutar. Y así éste, es narrado en cuatro historias, yo les daré mi opinión en cinco puntos, que me parecieron de lo mejor que tiene Nacidos en China.

  1. El primero, y para no variar: la calidad visual de este documental es admirable. Si bien tenemos paisajes y ambientes que fácilmente por si solos podrían brillar y asombrar, el trabajo fotográfico embellece aún más todo esto. Time Lapses, planos secuencias, cámaras lentas, planos cortos y largos, nos dejan con ganas de más. Los animales se ven por completo libres, se nota a distancia que las cámaras no les provocaban nervios. Un desfile de colores, tonos y emociones visuales únicos, en este documental. Resultado de imagen para born in china disney
  2. La calidad narrativa no se queda atrás, como lo dije anteriormente, el que gire el documental alrededor de cuatro historias, lo hace ágil, nada tedioso, y de fácil lectura. Historias que nos adentran por completo a lo que se vive ahí, nos hacen sentirnos partes de y con incluso, toques cómicos y tiernos que no dejarán a los niños aburrirse ni un solo segundo. Resultado de imagen para born in china disney
  3. Javier Poza es de esas gratas sorpresas que brinda Nacidos en China. Es sabido que narrar historias con gran contenido teórico es complicadísimo, ya que depende en gran parte de quien le dé voz, el que caiga o no el ritmo de un documental. Y vaya que Javier, hizo una narración excelente. Adentrándose en la historia, poniéndole un toque personal, alejado ya de esa voz de locutor tradicional y haciéndolo de manera más personal, como si quien te contara de este documental, fuera tu madre y no un político, toda seriedad. Resultado de imagen para javier poza
  4. Las cientos de reflexiones que puedes sacar de estas historias son valiosísimas. Y con las que más me quedó yo, son el amor de una madre es único e irremplazable. Y también el de un hijo a una madre. De hecho, la historia de los pandas me recordó a un poema de Loreto Sesma en donde dice, que los recién nacidos no tienen más ambición que hacer sentir orgullosos a su madre, y  vaya que el panda bebé, busca hacerlo. También me quedó con el valor que te da, el saber que cuentas con una familia, que si bien no es de sangre, pero está ahí para apoyarte y brindarte la ayuda que necesites. Y por último, el sentir que estos animales y estas especies, viven, comen, respiran y lo más importante, sienten como nosotros. Atacar su habitat, su manera de vivir, son de esas cosas que ni siquiera tendríamos que pensar hacer.  Resultado de imagen para born in china disney
  5. Por último, y me gustaría añadir, que el documental sirve de analogía perfecta, a pensar que nosotros como seres humanos, deberíamos valorar y respetar estas maravillas naturales que la vida nos da, que es tener a lado a una persona, que la conozcas o no, podría cambiarte el mundo, y eso vale cualquier cosa. 😉

Así que ya sabes, si no quieres ir a ver una película tradicional comercial, este documental es la opción perfecta. Te divertirás, aprenderás, conocerás, valorarás, y saldrás, te lo aseguro, con una sonrisa en la cara por lo que acabas de ver. Llevar (si los tienes) a tus hijos, es buena opción. El cine documental no precisa aburrir, y esta es la prueba.

Los quiero.