Después de la gran pausa en su música con el álbum Dear Agony (2009) no todos esperaban que el cantante Benjamin Burnley -fundador de la banda de metal alternativo– regresara de entre las cenizas con una recuperación inimaginable como el innovador compositor que es. A pesar de dejar los problemas -legales y personales- a un lado; sus mezclas cambiaron considerablemente. Esperábamos los títulos más conocidos de este álbum como Angels Fall Failure, pues, fueron los primeros sencillos presentados y aún así nunca imaginamos el sublime éxito obtenido con Never Again -tanto como sencillo y videoclip-.

El resurgimiento de Breaking Benjamin como un quinteto fue un gran impacto para nosotros: la creación de Dark Before Dawn. Un disco nada alejado de lo que previamente conocíamos con los anteriores miembros de esta banda; sin embargo,  las letras de las canciones cuentan historias distintas. Especialmente su sencillo elegido como el #1. El estilo híbrido -debido a su combinación entre Phobia (2006) y Dear Agony (2009)- deja un buen sabor porque la nueva alineación no ha perdido su mezcla de rock-metal alternativo con post-grunge, que los caracteriza como banda.

Breaking Benjamin

Los sonidos electrónicos  y la guitarra decadente nos  envuelven en un aire de misterio. Luego el seguimiento de la guitarra eléctrica, seguida enseguida de la batería, para luego dar paso a unos pequeños atisbos de la voz de Benjamín. Con Never Again volvemos a los temas rockeros abajistas, pero con un coro optimista y de sonido más alegre -la letra es distinta a este sentimiento-. Es un tema para echar de menos los temas de Breaking Benjamin en los años 2004 y 2005, porque hace recordar a Follow y Break My Fall del álbum We Are Not Alone (2004).

Comparado con Failure tiene toda la esencia de esta banda porque es impregnada en sus riffs y en sus letras. Nos da gusto escuchar de nuevo la voz de Benjamin Burnley después de 6 años. Además podemos decir que la nueva alineación musical le sienta demasiado bien al sonido -cabe destacar en todo el álbum-, y este tema es solo la primera demostración de eso. También destaca por sus guitarras, coros, y voz de Burnley, además de un pequeño gutural hecho casi al final del tema, gutural característico de Breaking Benjamin.

16298872_10154904641338168_3445062508199716590_n

Debíamos descifrar el verdadero significado de la letra hasta la llegada del videoclip de la canción. Never Again nos sorprendió este año con su estreno, y no sólo eso, sino también con el gran impacto en las reacciones del público y sus emociones fueron notorias en estas dos semanas al votarla como la mejor y la preferida. Diversas emociones acompañan la historia de los jóvenes -personajes del videoclip– en su lucha contra el peor enemigo del hombre y la mujer: el tiempo. ¿Qué tan dispuesto estaría uno para ganarle al tiempo y que éste no les arrebate la vida?

Ellos descifraron y revelaron la respuesta a esa pregunta con su composición compuesta de diversos sentimientos, tanto de los miembros como de nosotros, y emociones que llevan a cada ser al extremo de sus capacidades. Nostalgia, miedo, angustia, agoníafobía y soledad. Un poco de lo que se disfruta del tema de este sencillo.

Captura de pantalla 2017-03-31 a la(s) 17.13.46