Como adolescentes pasamos por muchos momentos. Ya sean buenos o malos. Llenos de felicidad o aquellos que nos dejan una marca que creemos no desaparecerá. Todas nuestras experiencias nos forman o nos destruyen. A Hannah la destruyeron.

1485439335_296634_56074600_fotograma_1

La nueva serie de Netflix, basada en el libro de Jay Asher: 13 reasons why (2007), desarrolla la historia de Hannah y sus razones por las que decidió suicidarse. La historia es narrada por su protagonista a través de casetes donde grabó estas razones; son repartidos a cada uno de los que afectaron de alguna forma su vida. Cada cinta está dirigida a una persona en específico. Pero no solo relata sus motivos, sino ciertos sucesos importantes sobre los mismos involucrados en las grabaciones. Éste es uno de los aspectos que hace resaltar la serie.

Sin título

El ganador de un Pulitzer y un premio Tony, Brian Yorkey, hace un gran trabajo con el guion. Todos los personajes tienen una identidad muy marcada. Se desarrollan y crecen de manera interna de acuerdo a los problemas a los que se enfrentan. No son personas planas, sin reacciones a lo que pasa a su alrededor. Cada uno arrastra un problema social específico: el rechazo, soledad, violencia familiar, necesidad de atención, drogas, presión social, difamación y violación.

No solo el correcto desarrollo del guion creó a grandes personajes, los actores se apropiaron del nombre y le dieron vida a su historia. Actores como Dylan Minette, Katherine Langford, Brandon Flynn, Alisha Boe, Justin Prentice, por nombrar algunos, recrean a personas reales con problemas muy comunes. Pero no son representados como simples asuntos de adolescentes: se les da el valor y la importancia que debería darse a estos problemas.

13-Reasons-Why-03

En la historia hay 2 líneas de tiempo, lo ocurrido antes del suicidio de Hannah y la actualidad de los demás personajes, pero cada una es definida por un contraste de iluminación diferente. Esto provoca una ambientación clara del cambio de tiempos.

26GOMEZ2-master675-v2

Las escenas de mayor impacto, donde surgen los temas de agresión o el principal: suicidio, son dirigidas de forma que no minimizan o niegan la intensidad de los sucesos. Su dirección provoca que sientas una parte de los sentimientos del personaje al pasar por esa situación. No solo del personaje, sino de las personas que han sufrido estas agresiones.

13-Reasons-Why-header

En general es una serie muy bien dirigida. Plantea temas sociales de manera real y coherente. No caen en lo exagerado o en lo simple. Su mensaje es claro, sin volverlo complejo o rebuscado. La música le da el plus necesario a cada escena. Desde el primer capítulo es absorbente. Netflix ha mostrado una vez más su gran forma de contar historias y de cómo esas historias pueden impactar en la vida de sus espectadores. Vale la pena los desvelos.

0943_13-reasons-why_620x350