Ser gamer o friki ahora implica mucho más que sólo jugar videojuegos

Primero, un poco de historia…

La era de los videojuegos no ha existido desde siempre, ésta comenzó cuando Reino Unido estaba en guerra, y así que tenían imágenes de radar para detectar a los aviones enemigos, fue entonces cuando Thomas Gold Smith se inspiró en estas imágenes y le nació la idea de crear una simulación de ataque aéreo, el cual llamó “dispositivo de entrenamiento con tubo de rayos catódicos”.

Por lo tanto, desde 1958 han existido y/o fue creado el primer videojuego, y fue cuando comenzó la era de los gamers. Sin embargo, en esta última década se ha remarcado mucho más, por los avances tecnológicos que se han desarrollado durante estos diez años, así que cada vez son más niños que a tan temprana edad ya comienzan con este fenómeno. Por otro lado, desde entonces los creadores de videojuegos, y quienes los jugaban, eran ingenieros y técnicos, se creía que eran ellos los frikis. Pero evidentemente en la actualidad ya no es así, ahora los videojuegos son y están hechos para cualquier persona de cualquier edad, como niños, adolescentes, adultos e incluso para chicas.

Y de hecho cada vez son  más las chicas que se involucran en este mundo de los videojuegos, lo cual significa que se están rompiendo varios paradigmas sexistas que existían hace mucho tiempo con respecto a este campo, pero para ellas implica cierto grado de dificultad puesto que si a una mujer le gustan los videojuegos y los juega más de lo normal, o aún más que cualquier hombre, tiende a ser juzgada y “depende de quién te juzgue, es cómo te va a juzgar”, aclara Cesia Malchán, quien es reportera y periodista de videojuegos para su propio canal en Youtube. También se encarga de crear el contenido, dar noticias, hacer videoblogs y todo el contenido multimedia en plataformas digitales que se pueda realizar con respecto a los videojuegos.

Quienes regularmente juzgan a las mujeres en este ámbito son los hombres, sin embargo, ahora también son otras chicas quienes las juzgan y se atacan entre sí, pero quienes comienzan con las críticas en este sector son los hombres, porque ellos dependen de la perspectiva que tengan hacia ellas.

Cesia Malchán comenzó a adentrarse específicamente en los videojuegos, a jugarlos y a pasar tiempo únicamente para jugar desde hace cuatro años. “Por ejemplo, yo no he recibido ataques directos o amenazas o cosas similares con respecto a lo que hago, aunque de repente sí hay críticas negativas, no me causan conflictos, pero hay chavas que se desarrollan en el medio que ya sufren ataques e incluso acosos, por lo que estar en la industria de los videojuegos siendo mujer es hasta cierto punto peligroso”. Puesto que es un sector todavía un poco sexista.

Los gamers asiduos o también conocidos como hardcore gamers son los que específicamente llevan años y años en el mundo de los videojuegos. Ellos comienzan siempre a una edad muy temprana, y conocen desde las primeras generaciones de consolas y tienen el conocimiento suficiente acerca de la industria. Sus conocimientos son tan bastos y su trayectoria tan larga, que hacen competencias en las cuales llegan a ganar hasta 2.5 millones de dólares, incluso hay gamers conocidos como testers, quienes son tan fanáticos que son contratados por compañías para que prueben algunas mecánicas antes de que sean implementadas en los videojuegos y de que éstos salgan al mercado. Estos testers ganan también mucho dinero sin tener que competir, puesto que ya son muy buenos. Algo que todavía ocurre a pesar del paso de los años, es que los gamers son quienes diseñan videojuegos, ya que un gamer no es sólo el jugador, sino también el que está detrás de todo esto, y por su experiencia en ello, se involucran de manera técnica, por lo tanto, éstos también son considerados gamers.

Algo que evidentemente ha cambiado y/o evolucionado, son las plataformas, pues claramente antes no se contaba con la tecnología con la que se cuenta hoy en día. Antes estaban de moda las consolas en 64 beats, los gráficos en 8 beats, gráficos demasiado pixeleados, pero antes no se preocupaban por qué tan bien se vieran los videojuegos, puesto que antes los jugadores no eran tan exigentes, además, los niños de esta última generación nacen y crecen con la tecnología, por lo que hacen más difícil el trabajo para los creadores de videojuegos. Sin embargo, hoy en día conforme avanza la tecnología y entramos a la octava generación de consolas con estas nuevas plataformas que ya corren juegos en 1080 p, o a 720 f por segundo, es entonces cuando los jugadores y el público ya no sólo piden videojuegos, sino también gráficos con un alto grado de definición y juegos que exploten todas las capacidades de las consolas, también que tengan una buena historia, con buenas mecánicas de juego con un grado de dificultad adecuado, que no sean ni muy fáciles ni muy difíciles, que los gráficos sean estables, que la desarrolladora no entregue productos que opaquen a otros productos que ya hayan adquirido anteriormente. Por la exigencia en el público se expande las posibilidades de los desarrolladores porque antes no eran comunes los juegos independientes.

Actualmente la tecnología es tan avanzada que niños menores de 6 años ya comienzan a manejar a la perfección estas consolas, y en relación a éstas, o en general a la tecnología, esto implica que los niños en ocasiones no se desarrollen en tiempo y forma, aunque no es totalmente negativo, también hay reacciones positivas, esto conlleva a que los niños desarrollan otras habilidades como coordinación, “medir sus dimensiones, motricidad fina por los movimientos con los controles, etcétera”, comenta Janin León, quien es psicóloga y colaboradora en un centro de psicología privado donde se imparten diversos servicios relacionados con la psicología.

Sin embargo, no es la edad adecuada para que los niños comiencen y se adentren en este mundo digital, pues de cierta manera lo que pasa con estas consolas es que estimulan a los niños de manera errónea, y les afecta más en cuanto a que como desarrollan más algunas habilidades, se pierde la esencia de desarrollar otras, y que hay aislamiento. Por otra parte hay ciertas cuestiones importantes a tratar como la estimulación temprana, en la cual los padres llevan a sus hijos desde bebés con profesionales en donde los bebés hacen ejercicios para que despierten ciertas habilidades de una manera evidentemente temprana, pero esta es la manera adecuada para niños y la más sana.

Evidentemente la diferencia de décadas es muy notoria, ya sea en videojuegos, consolas, y por supuesto en niños, ya que hace 10 años una persona podía jugar videojuegos por ratos y posteriormente hacían otras actividades, pues se aburrían, en cambio hoy en día existen tantas consolas diferentes, hay tanta variedad en videojuegos que ahora es su forma de entretenimiento por un lapso muy largo de tiempo, además de que su espíritu de competencia era mucho más sano que el de hoy en día. Además, de cierta manera es lamentable, pues hace algunos años los chicos se reunían para jugar varios al mismo tiempo en el mismo lugar, desafortunadamente la tecnología ha crecido tanto que ahora los juegos se manejan por vía internet, y esto hizo que ahora en vez de que los chicos se reunieron en una misma casa para jugar todos juntos, ahora juegan juntos pero por vía internet y cada uno en su propia casa. Por otro lado, “no creo que sea totalmente negativo, pero tampoco creo que sea totalmente positivo”, opina Janin León. Además, culturalmente hablando es más aceptable ser gamer que ser un adolescente con problemas de alcoholismo o drogadicción, pues para ser gamer se deben tener muchas habilidades y destrezas.