Oaxaca se encuentra dividido en 8 regiones y ahí la sangre zapoteca y mixteca predominan.

Hablar de Oaxaca es hablar de biodiversidad, es un estado donde la naturaleza se observa en su máximo esplendor, las hermosas playas que lo conforman nos brindan un paisaje totalmente único, sus zonas arqueológicas narran la historia de un pueblo de grandeza y unión, donde cada rincón ofrece una experiencia inolvidable y sobre todo llena de aventura y diversión.

zonas1

 

Ser oaxaqueño es un orgullo, nacer en una entidad donde la cultura se encuentra plasmada en cada pared, un lugar ¡donde hay de todo!, música, teatro, danza, escultura, pintura y sobre todo una gran gastronomía. Sin embargo la esencia de Oaxaca son sus fiestas, grandes celebraciones que une a todas las regiones con un solo sentimiento, el de compartir.

rica-cocina-oaxaca

 

La Guelaguetza es un gran ejemplo de unión, alegría, esfuerzo y belleza; es la fiesta más importante de  los oaxaqueños, donde se baila para propios y extraños con el corazón en la mano. Sin duda el mejor recuerdo de esta celebración es ser testigo de la grandeza de este bello pueblo.

Oaxaca

Oaxaca ofrece muchas cosas cerca de la ciudad, puedes ir a unos 15 o 20 minutos y disfrutar de zonas arqueológicas, solamente se necesita apertura y sensibilidad para vivir más de mil opciones que no podrás creer. Además un lugar que no puede faltar en una visita por Oaxaca es la ruta del mezcal, una zona que brinda todo el conocimiento de esta bebida ancestral y enigmática.

mezcal-de-oaxaca1-635x330

Finalmente la grandeza de la gente oaxaqueña es lo que complementa este hermoso lugar; un pueblo lleno de cultura y tradición, pero se dice que para disfrutar de Oaxaca ¡tienes que vivirlo!