Si Michael Jordan hizo del básquetbol un desafío a la física y “Magic” Johnson hizo de él  una obra de arte, Kobe Bryant tomó de ambos para convertirlo en un campo de batalla donde ganar e inspirar es lo único que cuenta. Se dice que en cada generación hay un jugador que deja su sello en los demás, y así como “Magic” dejó el suyo en Jordan y éste en Kobe, la “Mamba” dejo huella en muchas de las actuales estrellas de la NBA, desde Durant y LeBron hasta Stephen Curry.

“Nunca va a existir otro Michael Jordan. Pero tampoco habrá otro Kobe Bryant”, aseguró Ron Harper, quien jugó con ambos astros en Chicago y Lakers respectivamente.

“Kobe es lo más cerca que alguna vez veremos de Jordan”, aseguró Harper.

“El básquetbol es mucho más que anotar puntos y ganar campeonatos. Es sobre si he sido capaz de inspirar a la gente por un instante, y que quieran ser una mejor versión de sí mismos”, destacó Kobe en una reciente entrevista.

¿Por qué vamos a extrañar a Kobe Bryant?

Porque no le tuvo miedo a ser estrella en el lugar donde brillan las más grandes estrellas.

Porque nunca se sintió menos que nadie. Por su insaciable sed de ganar, de ganarlo todo, a costa de todos.

Porque necesitábamos a alguien que quisiera ser mejor que Jordan, alguien que lo intentara más que nadie, aunque nunca lo fuera a lograr.

Vamos a extrañar a Kobe porque en la era de los extraterrestres, fue el mejor de los terrestres

Kobe no le tuvo miedo a nada ni nadie, no le tuvo miedo a equivocarse, no le tuvo miedo a perder, incluso no le tuvo miedo ni al retiro. Y es que… Kobe no lo siente, Kobe lo ejerce.

Vamos a extrañar a Kobe Bryant, no porque nunca llegará a ser el mejor basquetbolista de la historia sino porque nadie lo ha intentado tan duro como él.

“Gracias por su apoyo, por todo lo que me han dado, casi no creo que todo ha terminado. Los amo y los amaré siempre”

Declaró un conmovido Kobe, al finalizar su último partido, al público que se encontraba en la arena Staples Center de Los Ángeles.

La trayectoria de la “Mamba negra”, en números…

  • 33, 643 puntos anotó en partidos de fase regular. Tercero en la historia.
  • En 2006, Bryant marcó 81 puntos en un partido ante los Toronto Raptors. Fue la mejor marca anotadora de su carrera y la segunda de toda la historia, por detrás únicamente de los 100 puntos de Wilt Chamberlain.
  • 25 veces alcanzó los 50 puntos o más en un partido. Sólo Chamberlain y Jordan lo superan.
  • 15 veces fue titular en un partido del “All Star”, récord absoluto de la liga.
  • 11 veces fue elegido en el mejor quinteto de la temporada de la NBA.
  • 5 anillos de campeón consiguió Bryant con Los Angeles Lakers.