¿Qué es ser un comediante? ¿Que te paguen por contar chistes? ¡Genial!

La vida de un comediante parece sencilla. Se suben al escenario y lo único que hacen es lo que día a día cada uno de nosotros hacemos sin ni si quiera pensarlo: Hablar, interactuar con nuestro igual, tratar de hacer reír al otro. ¿Es eso tan complicado?

Foto: Internet

Foto: Internet

Todos juzgamos. Todos creemos tener la razón. Todos nos sentimos con derecho a fungir el papel de juez. Al final todos sabemos algo de todo, es por ello que creemos que todos podemos hablar de cualquier tema. ¿O no?

Felicidad. ¿Qué es lo que verdaderamente la palabra envuelve? ¿Realmente existe? Y si sí, ¿Es un estado permanente o solo un instante? ¿Existe alguien que todo el tiempo pueda estar feliz? …

La vida de un comediante parece sencilla, simplemente suben al escenario y lo único que hacen es lo que a todos nos parece tan normal como respirar, sin embargo para ellos no sólo es el hablar e interactuar con la audiencia, es tratar de hacer reír al otro… aun cuando él mismo se encuentre destrozado.

Ha pasado sus problemas a segundo plano, y aun cuando sea difícil, busca la manera de al menos esbozar una leve sonrisa en el espectador, y es justamente ahí, en esa sonrisa, donde se puede dar cuenta que su trabajo vale la pena.

Todos tenemos días malos, todos en algún momento queremos dejar todo y comenzar de nuevo, todos buscamos un “break”, un momento relajante, un instante de felicidad. Y ellos, los comediantes lo saben.

Mientras hay personas que dicen ser comediantes, cuando no hacen más que burlarse de la desgracia ajena, que si bien hacen reír a uno que otro, es posible que hieran a la persona de quien se burlaron, después de todo no saben nada de ellos, y en la mayoría de los casos ni siquiera les interesa. En cambio, un buen comediante ha aprendido a burlarse de sus propios problemas, de alguna manera halla la manera de hacer que por un momentos, estos dejen de afectar a quien lo escucha y asimismo complemente al comediante para terminar su función: La risa del público.

Comedian Neal Brennan performs during a Comedy Central presents special at the Civic Theater in New Orleans, La on Friday, April 12, 2013. (Photo by: Derick Hingle)

Neal Brennan presentandose en Comedy Central  (Photo by: Derick Hingle)

No cualquiera puede ser comediante, un buen comediante necesita ser creativo para transformar su problema en motivo de risa, hallar las palabras exactas para que su show funcione. No cualquier creativo puede ser un buen comediante, pero cualquier comediante es un buen creativo.

Sobre El Autor

Óscar Pérez

Me gusta leer, (al mundo y a los libros) platicar casi de cualquier cosa. Amo el lenguaje, a la gente divertida y la comida hecha con amor. Me encanta el sarcasmo, la ironía y la burla. Y escribir, también eso me encanta.