El tricolor se enfrentó a su similar de Honduras en el NRG Stadium de cara a su siguiente compromiso oficial: la Copa Oro. Miguel Herrera y sus tricolores saltaron a la cancha con muchos cuestionamientos sobre la espalda, mismos que se han generado desde Copa América a pesar de que el plantel no es el mismo.

Los 11 mexicanos saltaron a la cancha con un nuevo sistema de juego, una formación 4-4-2, en busca de generar un mejor funcionamiento y encontrar el fondo de la red rival.

Con el partido iniciado y motores encendidos, Honduras se acercaba al área de Memo Ochoa.

 

Tras aceitar la máquina, el tricolor comenzó a intimidar a los cartuchos quienes a toda costa intentaron parar a la ofensiva mexicana.

Carlos Vela comenzó a generar peligro para los hacheros (hasta traen una H en su uniforme para hacerle honor a su apodo, no crean que es la H de Honduras, je je) en un claro penal que no fue marcado a favor del Tri.

El jugador de la Real Sociedad, se presentaba como la principal amenaza del equipo del Piojo, sin embargo, parecía que para este partido traía una Real Sociedad con los postes impactados en 2 ocasiones, una de ellas cerca de ser un golazo de tiro libre.

Con la vestimenta blanca y el equipo tricolor en buen funcionamiento y jugadas sencillas, parecía el mismísimo Real Madrid sobre el césped, aunque CH14 no se mostró tan preciso como con los merengues, ¡Cristiano dile algo!

Cuando la selección mexicana se mostraba más fina y agresiva al ataque, ocurrió la tragedia: CH14 al piso y su clavícula quedó fuera de su lugar.

A pesar de las constantes agresio…entradas fuertes de los rivales, el Tri no dejó de atacar en busca del ansiado gol, prueba de esto, un dudoso penal no marcado sobre el habilidoso joven cerveza, perdón, el Tecatito Corona, quien desde Copa América solo a patadas lo pueden parar.

El partido entraba en su recta final y aunque el tri se encontraba más cerca del gol que los hondureños, éstos tuvieron su ataque más peligroso de mano, o mejor dicho en los pies de la defensa mexicana, para que vean, así de peligroso en el partido fue Honduras.

Los hachazos y las patadas no paraban por parte de los hondureños, mismas que provocaron el coraje del combinado nacional, provocando así que se calentaran los ánimos y un conato de bronca.

El encuentro acabó sin goles y sin Chicharito, quien tras la revisión del Dr. Aguilar de la Selección Mexicana, llegó a una conclusión: sufrió una fractura de clavícula. Se espera esté fuera de actividad de 3 a 4 semanas, en espera de un diagnóstico oficial tras estudios médicos.

image_content_detalle_nota_13704751_20150701221008

CH14 quedará fuera de Copa Oro, y quien se perfila como sustituto en el 11 inicial, es Oribe Peralta y como relevo en la plantilla tricolor, Javier “Chuletita” Orozco.

1435806051

A pesar del empate a cero, el tricolor mostró un mejor funcionamiento respecto al partido anterior vs. Costa Rica, donde dejó en claro que lo único que le falta al equipo del Piojo es mandarla al fondo de la red.