Existe una serie de habilidades que la mayoría de los humanos deberíamos hacer, pero por más que tratemos para algunos resulta imposible. Por otro lado, si siempre te has considerado una persona única en el mundo, estos datos te podrían ayudar a comprobarlo o de lo contrario te ayudarán a aceptar que eres uno más del 99.9999% de la población.

Lo cierto es que hay dos tipos de personas: aquéllos que cuentan con algunas habilidades más desarrolladas y otros que nos podemos considerar como el resto. Sin embargo, si te identificas a la perfección con los siguientes datos ¡felicidades!, ya eres parte de una mínima cantidad de personas que lo hacen, lo que te podría colocar en un grupo único en el planeta.

1. Mover las orejas.

Seguro has conocido a alguien que puede mover una o ambas orejas, o mejor aún eres de ese pequeño porcentaje que puede hacerlo. Esto se debe a que a diferencia de otros músculos faciales, los músculos del oído tienen su propio núcleo, es decir un área de control para las funciones musculares que provocan el movimiento de las orejas.

Foto: Internet

Foto: Internet

2. Mover la nariz.

Una habilidad que es más común y que podemos recordar de la serie de los 70, “Hechizada”. Según estudios han comprobado que después de practicar podríamos desarrollar la capacidad de hacerlo, aunque para algunos resulte bastante difícil.

Imagen: Internet

Imagen: Internet

3. Levantar solo una ceja.

Levantar una ceja o jugar con ambas es una habilidad que le corresponde sólo a ciertas personas y como las habilidades anteriores, resulta ser una que también podemos desarrollar, sin embargo las expresiones faciales dependen de cada persona y las variaciones de los músculos.

Foto: Internet

Foto: Internet

4. Jugar con la lengua.

Seguro has tratado más de una vez tocar tu nariz con la lengua o hacer algo más que sólo doblar tu lengua, que es algo común, sin embargo existen más habilidades que se pueden desarrollar con este músculo, así que si deseas ser más original podrías intentar lo siguiente:

5. Lamer tu propio codo.

En distintas publicaciones se ha dicho que lamerse el codo es imposible, a pesar de ello un 75% de las personas lo han intentado, es evidente que no es imposible ya que existe un mínimo porcentaje que de verdad puede hacerlo, así que si lo has intentado y lo lograste considérate afortunado.

Foto: Internet

Foto: Internet

 

6. Chisguetear.

Es una de las habilidades más asquerosas ya que es como escupir, pero se trata de proyectar la saliva desde la glándula submandibular por una compresión de la lengua.

7. Meterse el puño en la boca.

Resulta que muchos bebés pueden hacerlo, pero cuando crecemos puede llegar a ser muy difícil, aunque una pequeña parte de la población sí puede y al parecer la mayoría son mujeres.

Foto: Internet

Foto: Internet

 

Sobre El Autor

Óscar Pérez

Me gusta leer, (al mundo y a los libros) platicar casi de cualquier cosa. Amo el lenguaje, a la gente divertida y la comida hecha con amor. Me encanta el sarcasmo, la ironía y la burla. Y escribir, también eso me encanta.