Jim Jones, líder religioso que predicaba amor fraternal, igualdad y hasta socialismo. Brindaba atención médica gratuita a la gente más pobre de California, inclusive dio hogar a los marginados de la sociedad; éstos a cambio le entregaban cuanto les pertenecía.

Jones, se hacía llamar “Padre”, pues él les brindaba consuelo espiritual a todos los marginados, que solían ser gente separa de su familia, de sus amigos y de las iglesias tradicionales.

Mas tarde, este consuelo se transformó en fanatismo por parte de Jones, que se consideraba así mismo como un dios; exigía lealtad absoluta y amenazaba de muerte a quienes se separan de él.

En 1997 se fue junto con sus fieles a un país sudamericano llamado Guyana, en el cual fundó una colonia que él llamaba “Jonestown” y que tildaba de ser una utopía religiosa.

Jones, logró a ejercer tal poder sobre las personas, que abusaba de niños y mujeres sin ningún temor a represalias. En una ocasión una mujer desafió las reglas, al hacerse amiga íntima de un hombre y fue obligada a copular con otro en público.

Jim_Jones_in_front_of_the_International_Hotel

Después de un tiempo no muy prolongado, Leo Ryan –congresista por California-, acudió a Guayana a realizar una inspección. En un principio sólo vio caras sonrientes, pero cuando un grupo de disidentes pidió regresar con ellos, se produjo un ambiente tenso; antes de que el avión de Ryan pudiera despegar, fue emboscado por hombres armados. El congresista, dos periodistas y un disidente del templo, fueron acribillados.

Jones, reunió a sus fieles y les informó de las muertes ocurridas, juró que era mejor morir que rendirse al enemigo y les ordenó beber un refresco mezclado con cianuro, mientras los que se negaran eran asesinados con rifles.

Los sobrevivientes recordarían cómo las madres vertían cianuro en las bocas de los bebés. Los miembros de las familias se agarraron de las manos y aguardaron la muerte.

Fueron hallados más de 300 cadáveres, entre los cuales se encontraba el de Jim Jones, el cual fue declarado muerto por herida de bala.

jonestown bodies fisheye view