Hitler, es una figura emblemática en todo el mundo debido a la barbarie cometida contra los judíos y por ese motivo, sigue siendo despreciado y criticado, pero hay que tomar en consideración que durante su régimen se crearon leyes protectoras para los animales lo cual, sentó un precedente inigualable en Alemania.

Todo este movimiento a favor de los animales, en general se dio en los primeros años de su régimen aplicándose tres leyes: la primera, es la Ley de Protección a los Animales defendida con la frase “En el nuevo Reich no debe haber cabida para la crueldad con los animales”.

Foto: Internet

Le siguió la denominada Ley del Reich de la Caza que establecía que un cazador digno de llamarse de ese modo, tenía como deber mantener y cuidar a su presa para su reproducción y vivencia más sana y fuerte, no de matarla solo por diversión.

Foto: Internet

Foto: Internet

Por último, la Ley de Protección de la Naturaleza mantenía la premisa de que salvar el refugio y sostén de la raza aria era un deber ineludible; en ésta, también se trataban las formas menos dolorosas de herrar a los caballos o cocinar langostas. Otro punto crucial fue la prohibición de la vivisección.

Foto: Internet

Foto: Internet

Algunos pensarán que el deber de todo ser humano es el de proteger a sus semejantes pero ¿por qué no hacerlo también con los demás seres vivos?, éstos últimos son quienes no pueden hablar o exigir que se les respete, si los animales se comportan agresivos o invaden parte del que consideramos nuestro territorio es porque hemos sido nosotros quienes invadimos primero y nos hemos dedicado por años a dañar y tratar de dominar lo salvaje cuando debemos aprender a convivir pacíficamente conjugando entornos.

Estas leyes promulgadas por Hitler sin duda alguna, le dan un punto innegable a su favor.